Estimados padres:

Bienvenidos al comienzo de un nuevo año deportivo. El calendario de actividades deportivas ya está en marcha y es un buen momento para hacer algunas reflexiones y sugerencias.

En el pasado nos enfrentamos a situaciones en donde algunos de nuestros alumnos, profesores y familiares presentaron una actitud poco apropiada para un evento deportivo escolar. Asimismo, hubo una serie de encuentros ABSCH en los que los padres (afortunadamente no St. John's) desacreditaron el deporte con su conducta.

En Saint John’s consideramos que el deporte es una actividad esencial en la formación integral de nuestros alumnos. Nos permite inculcar en ellos nuestro sistema valórico y el respeto hacia el fair play, además del entendimiento de la importancia de una vida activa y sana.

Ahora que estamos al inicio de una nueva temporada, recordemos los siguientes puntos.

El árbitro tiene un trabajo que hacer. Ya sea que estemos de acuerdo o no con sus decisiones y desempeño, es su trabajo. No hay deporte sin ellos. Respetemos sus decisiones, respetemos su posición y respetémoslos como personas.

Por otro lado, no hay que olvidar que la motivación de nuestros alumnos es disfrutar y aprender un deporte. Nuestro trabajo como padres es apoyarlos y motivarlos en este proceso. Los comentarios negativos, críticas, conducta antideportiva no los motivarán ni les ayudarán a aprender o tener un mejor rendimiento. Como padres, por favor, alentémoslos y disfrutemos como espectadores, dejemos el juego a nuestros hijos, el entrenamiento al coach y el arbitraje al árbitro.

Tengamos un año deportivo positivo y grandioso que todos podamos disfrutar como comunidad.

Atte.,

Carl Lander
Rector